Escucha esta nota aquí

Larisa Fuentes, interventora del Fondo Indígena, aseguró que se verificará en sitio los 1.100 proyectos, de los cuales 153 se encuentran observados por la contraloría General del Estado.

"Estamos visitando los 1.100 proyectos paralelamente, para nosotros es importante visitar proyecto por proyecto y dejar la notificación, no podemos dar datos preliminares sin la verificación técnica de los descargos" dijo Fuentes, a tiempo de señalar que hasta la fecha ya han verificado al menos 320 proyectos.

"En la mayoría de los proyectos, los responsables legales están mostrando las carpetas. Una vez recibida la notificación, ellos tienes diez días para presentar los descargos y en algunos casos nos están pidiendo ampliación del plazo (5 días)", añadió.

El 12 de febrero el contralor general del Estado, Gabriel Herbas, informó que se verificó un daño económico de al menos 71 millones de bolivianos en 153 proyectos del Fondo Indígena, que nunca fueron ejecutados, pero que sí recibieron recursos públicos como parte de pagos anticipados.

El viernes 10 de abril, Álvaro García Linera, en su calidad de presidente en ejercicio pidió Fuentes, que sea "implacable" en el trabajo de fiscalización que realiza en ese organismo para detectar todas las irregularidades que se hubieran presentado en estos últimos años, para procesar a los responsables sin ningún tipo de distinciones.

El Decreto Supremo 2274 establece que el plazo para la intervención del Fondo Indígena debe concluir en agosto, aunque ese plazo podría ser ampliado si los hechos así lo requieren, según el decreto.