Escucha esta nota aquí

Los argumentos de la Demanda Marítima de Bolivia contra Chile, ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, llegarán hasta la Casa Blanca de los Estados Unidos (EEUU), según dijo a EL DEBER el encargado de negocios nacional, Freddy Berzati. 

"La comunidad boliviana ha decidido ir al frente de la Casa Blanca, ahí van a poner una mesa y van a llevar folletos en los que explicamos los argumentos de la Demanda Marítima, que busca solucionar nuestro enclaustramiento de forma pacífica", señaló el funcionario en entrevista telefónica.

Conoce más: Morales cree que Insulza solo lo usó para figurar

Sostuvo que desde el pasado seis de agosto, todos los sábados, se instala una carpa en los jardines de la embajada, donde los residentes nacionales junto a funcionarios explican a las personas los detalles de la posición boliviana. 

"Nosotros tenemos visitas constantes a embajadores, a intelectuales y universidades, para explicar el tema (...) Para el seis de agosto el tema principal y mi discurso era el tema marítimo, y hemos expuesto ante más de 17.000 personas", agregó el diplomático boliviano.

Puedes leer: Afirman que Bolivia tiene acceso al mar por Arica

Berzati informó que también se socializa el "Libro del Mar" con autoridades de Estados Unidos, aunque advirtió que Chile asume similar acción. Se espera que pueda existir un pronunciamiento a favor de la causa, que sería muy importante para los intereses de Bolivia. 

"Nosotros estamos reunidos permanentemente, en este momento creo que todos tienen el Libro Del Mar, ahora hay que tener claro que Chile trabaja por su lado y ellos tratan de evitar pronunciamientos, pero creo que el acercamiento con Estados Unidos va a ser fundamental", precisó.

Revisa además: Mesa cree que relación con EEUU influirá en el mar

En otra entrevista exclusiva, el portavoz de la causa y expresidente del país, Carlos Mesa, indicó que "Estados Unidos es la primera potencia del mundo y su punto de vista, su palabra o su conocimiento adecuado de la causa marítima boliviana hoy es imprescindible".