Escucha esta nota aquí

"Dijo que, si los detenían, iban a dar de baja a todos", afirmó el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, sobre las amenazas que realizó el teniente Óscar Hugo Nina Morales, hijo del general Óscar Nina, ambos procesados por legitimación de ganancias ilícitas presuntamente provenientes del narcotráfico.

“Sí, yo tengo reportes en los cuales incluso el hijo del general Óscar Nina dijo que, si los detenían, iban a dar de baja a todos los que directamente o indirectamente hubieran influido en la decisión de los jueces, esto es una amenaza de asesinato, esa es una amenaza de sicariato, esa es una amenaza al puro estilo colombiano, acordémonos de la época de Pablo Escobar”, dijo la autoridad.

Las otras acusaciones que pesan contra la familia y un edecán están referidas a beneficios en razón del cargo y uso indebido de los bienes del Estado, durante la gestión del excomandante al frente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico y la Policía Boliviana. 

Moldiz calificó la intimidación del procesado como un hecho “muy grave” y anunció que se tomarán acciones para “garantizar la protección de los jueces, de la fiscalía”. También se alista otra denuncia porque estos dichos constituyen un delito.

“Es muy grave lo que ha dicho el hijo del general, eso no puede pasar desapercibido; la lucha contra el delito tiene que ser implacable no puede tener concesiones y vamos a actuar en consecuencia de eso este seguro”, sentenció.

Respecto a las relaciones con Joaquín "El Chapo" Guzmán, la autoridad dijo que la investigación a Nina comenzó “hace varios años”, cuando el hijo del líder del cártel de Sinaloa llegó a territorio nacional como parte de un contacto con el narcotraficante Maximiliano Dorado.

“Esta legitimación de ganancias provenientes del narcotráfico no es simplemente legitimación de ganancias ilícitas así en abstracto; uno de los connotados narcotraficantes mexicanos "El Chapo" Guzmán, cuyo hijo llegó a Bolivia, entró a la escuela de pilotaje, sufrió un accidente… todo esto es relatado por otro connotado narcotraficante Maximiliano Dorado”, rememoró Moldiz.

Además agregó que "de ahí viene el rastreo en relación de Nina, con los propios hermanos Navia que también eran policías, que enfrentan también procesos por temas de narcotráfico, lo cierto es que hubo una relación, no estamos hablando de un angelito”, sentenció.