Escucha esta nota aquí

Un contingente de 2.500 personas, incluidos funcionarios de la empresa Vega, y 150 volquetas trabajarán en triple turno para recoger las más de 5.000 toneladas de basura que quedó acumulada en toda la ciudad, debido al bloqueo del acceso al vertedero que mantenía un grupo de vecinos.

Johnny Bowles, gerente de la Empresa Municipal de Aseo Urbano de Santa Cruz (Emacruz), dijo que se ha puesto a disposición toda la maquinaria y se harán todos los esfuerzos posibles para que en una semana la ciudad esté limpia y el servicio de aseo urbano se normalice.
Precisamente, ayer, después de que la Policía desbloqueara el acceso al vertedero, a las 4:00, funcionarios de Vega empezaron a recoger la basura acumulada en mercados y en los hospitales públicos.

Asimismo, se ha priorizado el recojo de la basura del casco viejo. Bowles pidió paciencia a los vecinos al indicar que si bien no habrá un plan de recojo especial, la empresa Vega recogerá la basura en los distritos en los días establecidos, es decir, en la zona norte, lunes, miércoles y viernes; y en la zona sur, martes, jueves y sábado.

Explicó que todas las secretarías del gobierno municipal estarán concentradas en la tarea de limpieza, pues además de los trabajadores de Vega, personal de Salud, de Obras Públicas y de Parques y Jardines ayudará en el tema del aseo. “Estamos haciendo triple turno para dar abasto con la limpieza de toda la ciudad y con la cantidad suficiente de funcionarios”, manifestó Bowles.

En cuatro días de bloqueo, tiempo en que los camiones no pudieron ingresar al vertedero, la ciudad acumuló más de 5.000 toneladas de basura. Ayer, en menos de cuatro horas, ingresaron al relleno sanitario 1.500 toneladas de basura.

Policías y vecinos, en vigilia
A las 4:00 de ayer, aprovechando el descuido de los bloqueadores, la Policía desbloqueó el acceso al vertedero de Normandía. Los vecinos intentaron retomar sus medidas de presión, pero no pudieron porque el fuerte contingente policial se los impidió. Es más, por algunos minutos fueron aprehendidos algunos líderes del grupo y luego liberados.
Durante la jornada un grupo de uniformados se quedó custodiando el libre tránsito en el lugar, mientras que los vecinos también mantienen una vigilia.

Los vecinos insisten en que las autoridades municipales firmen un documento donde pongan fecha para el traslado del vertedero a otra zona.
Juan Apaza, uno de los vecinos que se mantienen en vigilia, informó de que el documento presentado el jueves por la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Zapata, no garantiza el traslado, pues no fija plazo, solo habla de que el traslado se hará en función a lo que determine la auditoría ambiental que lleva adelante la Gobernación.
La Alcaldía informó que con apoyo de la Corporación Andina de Fomento (CAF) se hará un estudio para implementar un vertedero metropolitano.

Alcaldesa los llama al diálogo
La alcaldesa Desirée Bravo, que mantenía una huelga fuera del edificio del Comando de la Policía exigiendo el bloqueo de la vía, levantó su medida ayer alrededor de las 7:00. Bravo convocó a los vecinos al diálogo para superar este conflicto.

Ayer, el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, responsabilizó al comandante de la Policía por la demora para desbloquear la vía de ingreso al vertedero y a la vez criticó a la alcaldesa al señalar que por su “tozudez” la ciudad se llenó de basura