Escucha esta nota aquí

Minutos después de que el avión de Alitalia partiera de Bolivia con el papa Francisco a bordo hacia Paraguay, el presidente Evo Morales, el canciller David Choquehuanca y el gobernador cruceño Rubén Costas, dieron una conferencia de prensa en el aeropuerto Viru Viru. El responsable de la diplomacia boliviana se refirió a declaraciones que dio esta mañana su par chileno, Heraldo Muñoz, que invitó a Bolivia a un "diálogo sin condiciones".

Muñoz declaró que Chile está dispuesto a restablecer relaciones diplomáticas con Bolivia "de inmediato" y el canciller boliviano respondió: “Si restablecer relaciones significa solucionar el problema de la mediterraneidad, las restablecemos”.

A decir de Choquehuanca el vecino país de “no tiene voluntad” de diálogo. Resaltó que esta fue la causa para que Bolivia recurra a la Corte Internacional de La Haya para que esta instancia internacional lo obligue a negociar una salida soberana al mar, problema que enfrenta a ambos desde 1879.

Saludó también el llamado del papa a ‘levantar puentes y no murallas’. El pontífice dijo esto al referirse al diferendo marítimo entre Bolivia y Chile, países a los que invitó a dialogar. “Queremos resolver este asunto de manera pacífica, dialogada, transparente y con respeto”, insistió el canciller boliviano.

En su elocución el presidente Evo Morales resaltó el trabajo coordinado con el Gobierno departamental para que la visita del papa Francisco a Bolivia, cuya mayor permanencia fue en Santa Cruz, sea exitosa. “No es por Evo ni por Rubén, es por el pueblo cruceño”, dijo el mandatario.