Escucha esta nota aquí

Las protestas contra las corridas de toros no son nuevas, pero nunca se vio una igual. Una mujer colombiana las llevó al extremo al clavarse más de 2.000 agujas en su espalda, para representar el sufrimiento de los animales durante estos espectáculos.

Fanny Pachón decidió que esa era la mejor manera de hacerse escuchar con motivo de la celebración de dos importante fechas de la temporada taurina en la ciudad de Cartagena, en el norte de su país.

La acompañó un grupo de defensores de los animales que mostró pancartas donde se leían mensajes como "Torero, si eres tan valiente atrévete a sentir lo que siente el toro".

Con la ayuda de un experto en acupuntura, la mujer llenó su espalda de agujas. La idea de la activista era reflejar el maltrato a los toros cuando, durante las corridas, les clavan las banderillas en el lomo. "Reto a los toreros a ponerse en el lugar del toro y clavarse una banderilla o unas agujas. Yo siendo mujer estoy sintiendo el dolor cuando se traspasa la carne", afirmó.

Su protesta fue frente del edificio donde funciona la Alcaldía de la ciudad para exigir la prohibición de este tipo de eventos, pero si bien su modo de reclamar trascendió al mundo, oficialmente nada ocurrió y se mantendrá la actividad.

Algunos medios colombianos destacaron que Pachón podría romper el récord Guinness de una persona con la mayor cantidad de agujas en su cuerpo, registro que pertenece al chino Wei Shengchu, quien llegó a tener insertadas 2.009. "No estoy muy interesada en eso, en los récords, sí me importan los animales", aclaró la mujer con las agujas en su espalda.