Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales participó hoy de  la Cumbre del Mercosur. En su intervención abogó por una integración que resuelva los problemas comunes y garantice el vivir bien de la población, reclamó por la suspensión indefinida de Venezuela y solicitó que para 2018 sea considerada la inclusión de Bolivia como miembro pleno del bloque de países.

La máxima autoridad nacional sostuvo que "estos encuentros nos permiten dialogar de manera sincera respecto a cómo podemos avanzar de manera conjunta y hacer frente a las amenazas que surgen producto de la decadencia del sistema capitalista", ratificando que "los tratados de libre comercio generan solo más pobreza". 

Sostuvo que como región se debe trabajar en políticas de "solidaridad y complementariedad" que respeten los "principios e ideologías" que tiene cada nación. "Estamos en tiempos de integración y no de muros", enfatizó. 

Morales también mencionó que en 2018 Bolivia asumirá la presidencia Pro Tempore de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), por lo que consideró ideal que en esa misma gestión se concrete la inclusión como miembro pleno a Mercosur, para coordinar acciones desde ambos organismos multilaterales.

Reprochó además que Estados Unidos (EEUU) abandonara el pacto mundial sobre migración y refugiados, reiterando la idea de una ciudadanía universal que garantice el respeto de los derechos de migrantes.

Casi al final de su discurso, Evo hizo un llamado a "reunir a Venezuela en estas cumbres tan importantes", enfatizando que quedó comprobado que ese país es centro de un "ataque político y mediático". Mercosur dispuso este año la suspensión de la nación gobernada por Nicolás Maduro por tiempo indefinido hasta que se "restaure el orden democrático".

El mandatario boliviano concluyó haciendo un llamado: "Unámonos en armonía, convergencia y diálogo para superar los problemas comunes y vivir bien", sostuvo, deseando mejores días para 2018.