Escucha esta nota aquí

Tapado con una bufanda, en la plaza de la República en pleno centro de París, un hombre pone un letrero que dice: "Soy musulmán, pero dicen que soy un terrorista. Confío, ¿tú confías en mí? Sí es que sí, abrázame".

El escenario y el contexto no es para menos. París lleva apenas unos días de luto tras los atentados en los que más de 120 personas perdieron la vida, y que fueron reivindicados por el Estado Islámico, una organización yihadista, que representa a la rama más violenta del islam.

Sin embargo, no todo musulmán es yihadista, y mucho menos terrorista, y eso es lo que se quiere representar con este experimento social, que se hizo viral en internet,

¿Qué fue lo que consiguió? Una respuesta positiva de la mayoría de los que pasaban por la plaza (puedes ver el video en el encabezado de la nota).

"Quiero agradecer a todos lo que me han dado un abrazo. He hecho esto para dar un mensaje al mundo. Soy musulmán pero eso no me hace terrorista. No he matado a nadie. Nunca he matado a nadie. Un terrorista es un terrorista, alguien dispuesto a matar a otro ser humano por nada. Un musulmán no haría eso. Nuestra religión lo prohíbe", escribió luego el joven musulmán en Facebook, donde difundió el video.

También se hizo viral durante estos días una entrevista que CNN realizó en enero pasado, luego de los ataques a la revista Charlie Hebdo en París, donde un experto en teología destroza los argumentos de dos periodistas sobre la relación del Islam con el radicalismo religioso. 
,