Escucha esta nota aquí

Para la misa que el papa Francisco celebrará el 9 de julio en la ciudad de Santa Cruz está previsto que asistan 2 millones de feligreses y en la Villa Olímpica Abraham Telchi se alojarán unas 8.000 personas. A fin de que este ambiente sea seguro, la Gobernación cruceña instalará 47 cámaras en el lugar, además de que usará varios drones.

Enrique Bruno, secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación, informó que además de la tecnología a utilizarse, ya se ha coordinado con las Fuerzas Armadas para que 120 militares presten seguridad a ese campo deportivo ubicado en la zona de La Cuchilla.

“Queremos dar una seguridad absoluta a todo este predio donde se alojarán personas de diferentes partes (de Bolivia), contaremos con todas las condiciones de seguridad que sean necesarias”, indicó Bruno.

El jueves una comisión del Vaticano llegó a Santa Cruz y sostuvo reunión con representantes del Gobierno nacional y departamental, además de autoridades policiales y de la Iglesia católica de Bolivia. Afinaron detalles a un mes y diez días de la llegada del papa Francisco.