Los propietarios de la casa que Roger Peña cuida en el barrio Cordecruz desde hace 15 años le pidieron que la desocupe y se lleve la manada de 30 gatos que cría actualmente.

Ahora que Peña se quedará sin un lugar donde vivir está preocupado porque no sabe que hará con los felinos, que también se quedaron sin hogar.

“Primero una gata parió y como los vecinos ven que cuido gatos vienen y los dejan en la puerta, así creció la familia. Los propietarios de la casa que cuido me pidieron desalojarla y  tendré que regalarlos”, manifestó Peñaal  canal Unitel.

Peña convoca a todas las personas que buscan una mascota para llevarse un gato porque ya no podrá cuidarlos.

Me voy a ir de la casa y tal vez la gente quiera llevarse un gato al campo. Yo se los entrego para que los gatos no sufran”, manifestó.