Escucha esta nota aquí

Blanco, rojo, azul e incluso el violeta se pasearon por la ‘red carpet’ de la versión número 90 de entrega de los premios Óscar. 

En esta oportunidad, el negro, temido por los acosadores denunciados por la cruzada Time’s Up, no fue el gran requisito, a diferencia de los Golden Globes y Grammys; sin embargo, la lucha siguió en pie, esta vez desde los discursos.  

El blanco entró con más recurrencia y, junto con el rojo, se convirtió en una de las propuestas más elegantes de la alfombra.

Algunas estrellas de la constelación cinéfila optaron por los diseños repolludos que no se ven tan glamurosos en una cita de esta talla, y por supuesto, sin desubicados no hay crítica, así que para ellos también hubo un campito.

En algunos casos, los trajes elegidos para las fiestas posteriores a la entrega de los Óscar estuvieron mejores que los ‘oficiales’.

1. Margot Robbie. Chanel vistió a la nominada como mejor actriz por Yo, Tonya 

4. Timothee Chalamet. El milenial fue todo un suceso con su apuesta. Los hombres también se hacen sentir en la alfombra roja de los Óscar