Escucha esta nota aquí

Según la Defensoría del Pueblo, en los primeros nueve meses de 2015, se registraron un total de 2.094 expedientes de vulneración de derechos humanos contra menores de 18 años. De este total, el 61% de las casos tienen como víctimas a niñas y adolescentes mujeres.

La institución señala que este grupo de la población enfrenta la vulneración de sus derechos en cinco ámbitos específicos: violencia sexual; trata y tráfico y violencia sexual comercial; embarazo precoz; matrimonio adolescente y explotación y discriminación laboral.

Conoce más: Bolivia afronta 30 causas por vulnerar derechos

Agrega que "pese a que las niñas y las adolescentes representan el 20 por ciento de la población boliviana, se encuentran invisibilizadas y sus derechos, prerrogativas y deberes se encuentran insertas, de manera general, en leyes referidas a ellas". 

Datos de la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV) muestran que en 2014, los hechos delictivos cometidos contra menores de 17 años, sumaron 2.579, de estos, 2.112 (82%) afectaron a niñas y adolescentes mujeres. Los índices más elevados que se presentan son delitos sexuales, violencia sicológica y violencia física.

Lee también: Al día, 246 menores sufren embarazos en el país

El número de casos de violencia que reportan los medios de comunicación son mucho más alarmantes, pues de los 73 casos de muertes violentas registradas, 36 corresponden a menores y adolescentes. 

La Defensoría señala que evidenciar la invisibilización que sufren las niñas y las adolescentes en Bolivia, permitirá plantear alternativas que enfrenten, además de los temas de violencia, sexual, física y sicológica, otros ámbitos que no se habían considerado.