Escucha esta nota aquí

El Vicepresidente Álvaro García Linera resaltó que las instancias de transparencia de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) hayan descubierto un "clan" de corrupción que ocasionó un daño económico mayor al medio millón de dólares. 

"Es la propia institución que tiene la capacidad de autoevaluarse, autocurarse, autodepurarase y esta es una muy buena señal de una institución que está sana, no es que vino una investigación externa, una denuncia periodística, esta es una investigación interna", valoró la autoridad en conferencia de prensa. 

Respecto a las acusaciones de Selva Camacho contra Carlos Villegas por nepotismo y corrupción, García Linera dijo que son necesarias pruebas. Instó a quienes quieran a denunciar formalmente lo que dicen contra la empresa estatal.  

"Si es que hay alguna otra denuncia en sentido contrario, que demuestre las pruebas. Mientras no veamos pruebas de otro tipo de denuncias, no podemos dar credibilidad, pareciera ser una cortina de humo", aseveró el mandatario en ejercicio. 

Durante la jornada reapareció Santos Ramírez, expresidente de YPFB y ahora encarcelado por corrupción. "Los más grandes hechos de corrupción se están tapando de manera sistemática”, afirmó en entrevista con la radio Erbol.