El presidente Evo Morales promulgó hoy en Palacio de Gobierno la ley 755 de Gestión Integral de Residuos, norma que busca prevenir la generación de desechos, promover el reciclaje y establecer sanciones para quienes no realicen el tratamiento adecuado de su basura. 

La ministra de medio Ambiente y Agua, Alexandra Moreira, informó que la disposición "ayudará a la reducción de la generación de residuos en el país, además de su aprovechamiento y disposición final sanitaria" para su posterior aprovechamiento.

Conoce más: ¿Son legibles los informes sobre cambio climático?

Según los datos compartidos por la autoridad de esa cartera de Estado, en Bolivia se generan dos millones de toneladas de basura al año, más del 50 por ciento orgánico y el resto es reciclable o desechable, que no es almacenado de forma adecuada.  

"A este paso el calentamiento global, que será a 20, 30 50 años. Sigue llegándome información del Chaco y ya no podemos dormir en la noche, no sé si esa información les llega a los asambleístas. No poder dormir por el calor", expresó Morales. 

Lee también: Buscan la creación de una "Corte de la Madre Tierra"

Agregó que "decía a algunos compañeros, cero de transgénicos, cero de híbridos y ustedes los productores no garantizan eso, por eso tendríamos que comprar alimentos de afuera, por eso seguimos con eso, alimento chatarra, transgénico. Ahí pensamos, hay que chaquear nomas".