Escucha esta nota aquí

El juez en lo Contencioso, Administrativo y Tributario porteño, Roberto Gallardo, prohibió en la capital federal argentina "toda actividad comercial de baile con música en vivo o música grabada", en el marco de una demanda de amparo iniciada por la Asociación Civil Vientos de Libertad, la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores (Facyr) y de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA).

Lo hizo ante el "cuadro de impunidad e inexistencia de control estatal respecto de la actividad nocturna".

La decisión se conoce dos semanas después de la muerte de cinco jóvenes en la fiesta Time Warp, realizada en el complejo Costa Salguero.

Las acción iniciada por las tres instituciones es contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Agencia Gubernamental de Control por no controlar las fiestas en las que el consumo de drogas forma parte de "su modelo de negocios".

En este marco, el juez determinó que el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires deberá, entre otras cosas, establecer un protocolo de actuación de sus inspectores y de las policías a su cargo (Federal transferida y Metropolitana) para dar "cabal cumplimiento" a la prohibición de la comercialización y consumo público de estupefacientes.

También, según lo determinado por el juez, el Gobierno de la ciudad deberá "informar al Tribunal cuál es la dotación de inspectores vigente, la cantidad de locales que los mismos deben inspeccionar, y someter a su aprobación una readecuación de las plantas de inspección, así como un cronograma y un plan de acción de corto y mediano plazo".

Hasta tanto el Gobierno porteño no cumpla los requerimientos del juez, él ordenó se prohiba en la Ciudad "toda actividad de baile con música en vivo o música grabada, cualquiera resulte la forma jurídica o categoría habilitatoria bajo la cual la misma se estuviere ejecutando".

El juez ordena a la Ciudad, además, que clausure todo local que no cumpla con la prohibición.