Escucha esta nota aquí

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) clausuró ayer por la mañana una farmacia ubicada frente al servicio de emergencia del hospital Japonés por incumplir la Ley del Medicamento N.º 3537, que también regula el funcionamiento de las farmacias.

El operativo de clausura se dio minutos después de que un grupo de farmacéuticos protestara frente a las instalaciones de la Gobernación, donde el Sedes tiene sus oficinas, pidiendo que se haga cumplir la norma, pues la nueva farmacia -que pertenece a una cadena nacional- se encuentra a una distancia menor a los 40 metros, contraviniendo lo que establece la ley. En el Sedes indicaron que la farmacia sancionada ha ingresado su solicitud de funcionamiento, pero que aún no cuenta con resolución para funcionar en el lugar.