Escucha esta nota aquí

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir la ingesta de sal para evitar problemas cardiovasculares y renales, entre otros males. Sin embargo, para las personas que están habituadas a su sabor, dejar la sal puede resultar muy difícil.

Para evitar fracasar en el intento, investigadores de la Universidad de Tokio (Japón) diseñaron el "Electro Fork", un tenedor electrónico que, al apretar un botón, simula en la lengua el sabor de la sal

"Me he sorprendido de lo mucho que ha cambiado el sabor. Antes de pulsar el botón, el sabor de las chuletas de cerdo estaban soso y esto ha cambiado. Es posible disfrutar de la comida", relata una de las personas que probó el experimento, según el periódico español El País.

Según la OMS, el consumo recomendado de sal es de 5 gramos por día. Si sobrepasas esa ingesta puedes correr el riesgo de contraer las siguientes enfermedades, apunta el portal bienestar180.com:

1. Insuficiencia cardíaca e infartos
2. Dificulta la función de los riñones
3. Retención de líquidos
4. Enfermedades gástricas
5. Accidente cerebrovascular.