Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, dijo que no existe razón para detener al exjuez Luis Tapia Pachi y aseguró que no habrá ninguna reacción al respecto. Confirmó que perdió su calidad de asilado al volver al país. 

"El juez Luis Tapia piensa que está en el escenario de 2008 o 2009. Está empezando a hacer política, me imagino que quiere provocar una reacción del Gobierno, no lo vamos a hacer. Él tiene todo el derecho a decir lo que quiera", afirmó la autoridad. 

Explicó que dependerá del Tribunal Supremo de Justicia o el Concejo de la Magistratura reconocer o no su condición de juez, por lo que el Gobierno "no se meterá" en ese ámbito y recordó que existe una denuncia contra Tapia por prevaricato.

"El señor Tapia Pachi trata de tapar con un dedo todo lo que los bolivianos hemos visto, toma de instituciones, golpizas, pedidos de independencia y eso lo sabe el pueblo boliviano. Ojalá no esté en la labor de protección a delitos que se ventilan en la justicia", agregó.

Mientras que el Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, instruyó en la víspera revisar la situación jurídica de Tapia para evaluar si existe la posibilidad de reactivar los procesos penales que tiene. 

El jurista salió del país hace cinco años para refugiarse en Brasil, debido a que denunció persecución luego de reclamar jurisdicción del denominado caso Terrorismo I cuando era juez en Santa Cruz.

Lo que dijo Tapia Pachi a su retorno al país:,