El presidente Evo Morales destacó las cualidades de historiador del expresidente y hoy vocero de la causa marítima boliviana, Carlos Mesa, quien causó desconcierto en la opinión pública de Chile al defender en la televisión estatal chilena los argumentos de Bolivia para reclamar un acceso soberano al océano Pacífico.

"Es imposible competir con el compañero Carlos Mesa en temas de historia, felicitamos, reconocemos", dijo la máxima autoridad del país, a tiempo de explicar la gran importancia que tiene para el país la labor del Mariscal Andrés de Santa Cruz para la historia del país. 

Conoce más: “Agrandamos el respeto a nuestra demanda”

Las palabras del mandatario tuvo lugar durante un acto de honor por los 150 años desde la muerte del expresidente, que se realizó en plaza Murillo y contó con la presencia del Alto Mando policial y militar, además del Gabinete de ministros. 

"Andrés de Santa Cruz empezó muy jovenzuelo en la lucha y se dio cuenta que los indígenas tenían la razón y se sumó a la lucha por la independencia, por la refundación del país. Ha sido, si no me equivoco, el segundo presidente que pensó en la integración", destacó Morales. 

Puedes ver: Evo critica a Chile y Mesa pide trabajo de bajo perfil

La autoridad aseveró que "fue Santa Cruz que gestó justamente la integración Perú-Bolivia. Si bien Andrés de Santa Cruz fue el presidente que más duró al frente de Bolivia, ahí podemos equivocarnos, según los datos que tenemos fueron nueve años, con ocho meses y 26 días". 

Morales aseveró que "ahí surgió la conspiración chilena. Chile fue el país que más se sintió amenazado por los proyectos de la Confederación. El alma de la oposición chilena fue el ministro Diego Portales, que consideraba que había que impedir a toda costa la unión de Bolivia y el Perú". 

Lee también: Critican a medio chileno por la entrevista a Mesa

El presidente boliviano manifestó que desde ese entonces las oligarquías de Chile buscaban dividir la integración por intereses económicos. "Desde Andrés de Santa Cruz, con golpes, con inestabilidad política, nunca garantizaban el crecimiento del Estado boliviano", precisó.

El Mariscal, nacido en La Paz en diciembre de 1792, fue presidente de Bolivia entre 1829 a 1839, considerado como "protector de la Confederación Perú-Boliviana y nombrado por el gobierno peruano "Gran Mariscal de Zepita".