Escucha esta nota aquí

El Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, informó la desestimación de la denuncia presentada por la dirigencia Movimiento Demócrata Social (MDS) contra el vicepresidente Álvaro García Linera, por una separata que involucra a Rubén Costas con los supuestos "separatistas". 

La autoridad informó que "se evidenciaron algunas imprecisiones" en la formulación de la acusación, que era por los delitos de difamación, calumnia y malversación de fondos en la difusión de contenidos referidos a las sentencias logradas en el caso Rozsá.

En la víspera, García Linera reveló que la separata, publicada en varios medios impresos el pasado domingo, fue pagada con dineros del ministerio de Comunicación y no con fondos de la Vicepresidencia, pese a que en el documento figura el logotipo de la institución que preside. 

Además, el mandatario calificó de "tontos" a los dirigentes de Demócratas y le sugirió al exgobernador, hoy candidato, Rubén Costas, "leer bien los documentos que firma" y asesorarse antes de plantear una denuncia. 

Cabe señalar que anteriormente, el opositor cruceño llamó "cobarde” y "terrorista confeso” al Vicepresidente, recordándole su pasado en el Ejército Guerrillero Túpac Katari (EGTK). Esas declaraciones reavivaron la pugna mediática entre ambos políticos.