Escucha esta nota aquí

En conmemoración del Día Mundial de la Tuberculosis, Joaquín Monasterio, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), informó ayer que pese a la difusión de programas de prevención de esta enfermedad infecciosa y de captaciones para detectarla y tratamientos para curarla, Santa Cruz tiene el índice más alto de Bolivia. 

Para esta afirmación, Monasterio se basó en los resultados de un estudio realizado en 2017, que tomó como muestra el eje central de Bolivia (Santa Cruz, La Paz y Cochabamba). 

Según este estudio, el departamento oriental tiene 3.200 casos, que equivalen al 42%; le sigue La Paz, con 1.710 (22%); y por último Cochabamba, con 1.135 afectados (15%). 

Viendo en detalle la afectación en Santa Cruz, se puede apreciar que 2.167 casos son de la ciudad, que son parte de la red este y sur, las cuales reflejan el mayor índice de pobreza en el departamento. 

La tasa de incidencia de esta enfermedad se ha reducido del 105 al 92% por cada 100.000 habitantes, y que la población más afectada está en un rango de entre 15 y 35 años.  

El informe del representante del Sedes también contó con resultados alentadores, como que se ha logrado que el 89% de los afectados de Santa Cruz hayan sido curados gracias al tratamiento gratuito y una mejor alimentación del paciente. Solo un 5% fracasó con el tratamiento, el 4%  abandonó el régimen para tratar la enfermedad y el 2% falleció. “Las tres últimas cifras se dan porque el infectado no sigue su adecuada curación”, agregó en su informe. 

Para el representante del Sedes, a la tuberculosis se la puede llamar una enfermedad de la pobreza, ya que se presenta en personas que viven en hacinamiento, tienen mala alimentación, padecen de una enfermedad de base (que les baja las defensas) y no culminan adecuadamente el tratamiento. 

Al final del informe se instó a  reflexionar para notar que es importante que haya mejores políticas de empleo y educación en valores, principios y en salud en los colegios para que no haya una población tan vulnerable a la tuberculosis y a otras enfermedades que afectan a los bolivianos. /AA

Para saber

Actividad
Este miércoles habrá una feria para sensibilizar a la población en la Plaza del Estudiante, a las 8:00.  

Para reducir los riesgos
Hay una nueva forma de vigilancia de la resistencia a los fármacos, tomando en cuenta que algunos pacientes necesitan usar otro tipo de medicamentos a los que se dan regularmente y que son más costosos. 

Atención gratuita
El diagnóstico y el tratamiento para las personas con tuberculosis son gratuitos. El régimen para tratar la enfermedad dura seis meses. Ojo, este tiempo se da solo si el afectado cumple de manera rigurosa el tratamiento proporcionado.