Escucha esta nota aquí

Nadie le regaló nada a Rusia. Aunque parecía que durante los octavos de final los dirigidos por Stanislav Cherchésov han corrido entre todos 480 kilómetros en cuadro partidos. Es decir, 120 kilómetros por partido, más que ninguna otra selección presente en el mundial.

No parece ser suficiente para ganar el próximo partido, ya que Croacia es la segunda selección que más ha corrido de las que aún están en competencia y las piernas de sus veteranos jugadores acumulan 441 kilómetros, menos que España y Dinamarca, que también disputaron alargues, pero que ya disfrutan de sus vacaciones en el verano Europeo.

Según publica el diario español Marca, de las selecciones que no han jugado tiempos extras en sus partidos, la de mayor sacrificio es la de Uruguay, del profe Tabárez. Sus gladiadores han corrido 419 kilómetros, los mismos que Suecia y siete kilómetros menos que Suiza, que tampoco jugó tiempo añadido, pero ya se fue a casa.

También puedes leer:

Al parecer, hay una relación inversa entre posesión y kilometraje recorrido. De los que sigue en competencia, Rusia y Suecia son los menos querendones de la pelota y solo se adueñan de ella un 39% del tiempo posible, sin embargo, lideran la lista de maratonistas. Eso quiere decir que cuesta más recuperar el balón (correr tras de él), que hacerlo circular (hacer que corra).

Si fuera un test de esfuerzo, el choque del sábado que definirá a un semifinalista entre Rusia y Croacia, el partido será muy igualado. Los croatas tienen una maratón menos que los rusos en las piernas, pero tienen un promedio de edad muy similar.

Las paradojas  del fútbol

Alemania y Serbia no se fueron a sus casas por haber vagado durante la fase de grupos. Los serbios se esforzaron, pero sucumbieron ante Brasil y pese a ello corrieron 339 Km. Por su parte, Alemania recorrió cuatro menos.

Pese a la fama de amante de la fiesta, Brasil es la novena selección que más corre en el mundial de Rusia. Acumula 405 km.

Por el contrario, pese a su fama de esforzados y trabajólicos, ni los japoneses ni los coreanos figuran entre los más movedizos del Mundial. Tampoco está Bélgica, el único cuarto finalista fuera del Top 10 de correcaminos.