Escucha esta nota aquí

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) presionará a los clubes de la División Profesional a cancelar los salarios pendientes de sus jugadores hasta el mes de mayo para que el inicio del torneo Clausura arranque con normalidad, el viernes 20 de julio, como está programado. 

La medida fue una de las resoluciones del Comité Ejecutivo, que se reunió este jueves en la ciudad de Cochabamba, para atender las demandas de Fabol, que amenazó con frenar el inicio del campeonato del segundo semestre de 2018.

“Se insta a todos los clubes que tienen deudas pendientes que se pongan al día hasta el mes de mayo (…) El tema más sensible es el económico. El Comité Ejecutivo de la Federación va a presionar para que los clubes cumplan con los jugadores a quienes deben y el torneo pueda empezar”, apuntó el presidente de la FBF, César Salinas.

También puede leer:

En la División Profesional del Fútbol Boliviano, clubes como Universitario, Real Potosí y San José, entre otros, han manifestado a través de la prensa que arrastran deudas con sus jugadores.

En la reunión realizada en Cochabamba se tocaron varios temas, en los cuales destacó el informe de los pedidos de Fabol que incluyeron el seguro médico para los futbolistas, la actualización del contrato único y el cumplimiento de los fallos del Tribunal Superior de Disputas Deportivas. Salinas sostuvo que estos temas son de cumplimiento administrativo.

Los clubes también deberán adecuar sus estatutos con la FBF, en el segundo semestre de la gestión 2018.

Dorado confirmado

En relación al gerente de licencia de clubes de la División Profesional, Salinas mencionó que se aprobó la designación de Omar Dorado, como su director.

Liga juvenil

En la reunión de Cochabamba también se determinó que la inauguración de la Liga juvenil sub 16 y 19 se realizará en la localidad de Villa Tunari (provincia Chapare) en fecha por definir.