Escucha esta nota aquí

La ansiedad, el estrés, el consumo de la cafeína o el alcohol tienen consecuencias sobre nuestra respiración, afectando este proceso pulmonar que es vital para lograr un sueño efectivo.

Una mala respiración, muy rápida y poco profunda, provoca que los niveles de oxígeno, dióxido de carbono y otros gases se concentren en nuestra sangre en proporciones inadecuadas.

En la Practipedia de esta semana explicamos como usar la técnica 4-7-8, diseñada por el Dr. Andrew Weil, de la Escuela de Medicina de Harvard, y que se basa fundamentalmente en un procedimiento sencillo de respiración que se aplica en un minuto, y en ese tiempo también te enseñamos a usarlo.