Escucha esta nota aquí

La diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Susana Rivero, minimizó este lunes el robo del cartel del candidato presidencial por el Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), Carlos Mesa, en Shinahota.

Incluso llamó "señoritos del pasado" a los opositores que asumieron una actitud de "víctima" por el robo que realizaron seguidores del Movimiento Al Socialismo (MAS).

"Ay por Dios, tanto escándalo por un cartel, amenazas de juicio, de denuncias internacionales. Señoritos del pasado déjense de tanto alaraquerío, así eran cuando gobernaban, ante cualquier conflicto lloriqueaban y se hacían las víctimas, pensé que ya habían madurado", escribió la legisladora oficialista, en su cuenta en Twitter.

El pasado 12 de octubre, un grupo de seguidores del partido gobernante atacó un punto de registro de militantes del FRI en Shinahota, Cochabamba, y arrebató un cartel del candidato a la presidencia.  

Mesa deploró la violencia ejercida contra sus simpatizantes y pidió garantías para el proceso de inscripción de su militancia.

Asimismo, afirmó que el presidente Evo Morales, en su condición de máximo dirigente de los cocaleros del trópico cochabambino, tiene la obligación de ordenar que se respete la democracia. 

"Todo candidato tiene derecho a hacer cualquier actividad proselitista allí ¿O es que el Chapare no es Bolivia?", cuestionó.

Entre tanto, organizaciones sociales del trópico cochabambino resolvieron aceptar sólo el registro de militantes del oficialismo y expulsar toda agrupación ciudadana o partido contrario al "proceso de cambio", que encabeza el presidente Morales.

De hecho, un sindicato de transporte de Shinahota ya expulsó a dos de sus afiliados por inscribirse en el Frente Revolucionario de Izquierda. Luego, el dirigente de este partido político, Walter Villagra, anunció que presentará una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por actitudes "fascistas" de militantes del gobierno de Morales que impiden el derecho al trabajo.