Escucha esta nota aquí

“Carmen… yo no sé si lo hice, no me acuerdo cómo lo hice, pero yo me echo toda la culpa”, le dijo, llorando, Jesús Moye V. (19) a la madre de Nicole Ruiz Moye (22), a quien presuntamente mató la noche del sábado en su cuarto en Villa Warnes y ocultó el hecho hasta el lunes, cuando hallaron el cuerpo debajo de su cama. 

Ayer, durante la audiencia, en que la jueza Patricia Torrico determinó enviar al imputado por feminicidio a Palmasola, el joven aseguró que no recordaba lo que había pasado porque estaba ebrio. 

Jesús, de ocupación carpintero y estudiante, se pasó toda la audiencia con la cabeza hundida entre sus piernas y con ambas manos en la nuca. Lloraba casi tanto como también la madre de la víctima, quien pidió que sobre él caiga todo el peso de la ley. 

El hecho se suscitó luego de que Jesús y Nicole asistieran a un concierto el sábado. “No entiendo cómo le hizo esto a mi hija, yo que lo he ayudado tanto y que pese a ser mi hermanastro yo nunca lo llamé así, siempre lo traté como a un hermano”, alcanzó a decir la madre de Nicole antes de romper en un llanto incontrolable. 

Tags