Escucha esta nota aquí

El Comité Cívico Potosinista (Comcipo) mantiene su posición de llevar adelante un paro cívico indefinido desde el jueves 28 de mayo, si es que hasta las 18:00 de hoy el presidente Evo Morales no los convoca a un diálogo.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, convocó a una reunión a los cívicos con la intensión de desactivar la medida de presión; sin embargo, los potosinos descartaron su presencia.

Quintana, a tiempo de afirmar que su persona fue designada por el presidente Morales para negociar con los cívicos potosinos, dijo que un paro indefinido no es el mejor camino para negociar sus demandas y aseguró de que el Gobierno tiene la voluntad política para impulsar el desarrollo de Potosí.

El presidente del Comcipo, Jhonny Llally, aseguró que no van a asistir a un diálogo con el ministro Quintana, porque a decir del cívico, ya agotaron las negociaciones con los ministros y ahora quieren reunirse con el mandatario.

“La reunión tiene que ser con el presidente, si el presidente me convoca a un diálogo el paro se suspende, de no ser así el paro indefinido está concretizado”, advirtió Llally.

Pliego de demandas

El pliego petitorio de los cívicos de Potosí está conformado por 26 puntos, entre ellos sobresale la construcción de dos plantas hidroeléctricas, la edificación de hospitales de tercer y segundo nivel, la implementación de recursos humanos en las unidades sanitarias y equipamientos, la construcción de la doble vía Potosí-Sucre y la ruta Uyuni-hito 60; ítems para educación, la construcción de un puente internacional en Villazón, entre otras.