Escucha esta nota aquí

La jueza cuarto Anticorrupción y Contra la Violencia, Melina Lima, ordenó la detención preventiva en el penal de San Pedro de La Paz, de los tres militares acusados de hacer comer heces fecales a un muchacho en el Regimiento Ingavi, de la ciudad de El Alto.

Los militares son procesados por los delitos de daños contra la salud pública, incumplimiento de deberes, lesiones graves y leves y homicidio/suicidio, según la imputación de la Fiscalía.

Los sargentos William G. L. Joshep S. Q., y el subteniente Marco Antonio A. P. son los involucrados en los hechos. El primero sería quien obligó al menor a comer excremento de un can.