Escucha esta nota aquí

La Alcaldía cruceña apuró a la empresa constructora para que entregue en 21 días los trabajos de reparación de la estructura y la calzada del puente Foianini, sobre el río Piraí, el único que une la ciudad con el Urubó en el municipio de Porongo, el cual fue abierto al tráfico vehicular a las 16:00 de ayer.

El costo de la reparación fue de Bs 200.000 a la comuna capitalina, que el 22 de febrero inició los trabajos, los cuales debían prolongarse por 30 días, pero ante la molestia de los vecinos y usuarios, debieron trabajar en doble turno.
Lo que ayudó a que se apure la obra fue que en tres semanas no llovió fuerte, y aunque se pretendió trabajar de noche, los conductores no permitieron.

“Como municipio de Santa Cruz de la Sierra no teníamos la obligación de realizar la tarea de reparación, pero el alcalde Percy Fernández se comprometió a hacerlo para evitar que la estructura se venga abajo y queden incomunicados los habitantes del Urubó, de los cuales hemos recibido insultos los días que duró el trabajo, pues fue tanta la furia de esa gente al ver que se formaron largas filas para entrar y salir de la zona”, manifestó Freddy Arauco, secretario de Obras Públicas de la Alcaldía capitalina.

Arauco explicó que el miércoles se hizo el último vaciado de hormigón en una de las vigas del lado de la ciudad; por ello, después de 48 horas, se ordenó abrirlo.

El funcionario municipal recordó que se han conformado comisiones técnicas de ambos municipios para analizar las ideas y proyectos para construir otros viaductos que son necesarios./IRZ

Tags