Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, manifestó que dentro de las reformas que se instauran en la Policía Boliviana, se tiene la intención de excluir a todos los uniformados que tengan antecedentes penales.

"Hay policías que han entrado a la cárcel, han salido y se han vuelto a incorporar a la institución, eso no debería pasar jamás. Un policía que haya entrado a la cárcel, nunca más debería tener la posibilidad de volver a la institución. Eso no puede pasar", manifestó Moldiz.

Según el ministro de Gobierno, muchas de "esas piedras" ocurren por actitudes de desobediencia y resistencia a las políticas de reforma dentro de la institución verde olivo.

"Por ejemplo, los generales dan una orden y hacen exactamente lo contrario, y sé que van a tratar de hacer eso para quitarse de encima a éste ministro o a este mando policial, pero eso no nos va a detener", aseveró.

El funcionario aseguró que las reformas dentro de la Policía serán dadas pese a los obstáculos que surjan.