Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Salud instruyó realizar una investigación para esclarecer las versiones que indican que varias clínicas privadas negaron atención médica a la embajadora de El Salvador, Meddelin Brizuela, quien falleció la semana pasada. Pidió informes a los centros médicos donde se dijo que fue atendida. La tarde de ayer, el director del hospital municipal Los Pinos (La Paz), Álvaro Cabezas, informó que ellos atendieron a la diplomática y que fueron quienes buscaron un centro médico que tenga las condiciones para ese caso.

“Después de estabilizar a la paciente procedimos a hacer los protocolos para derivarla a un centro de mayor complejidad. En ese momento, el personal del hospital procedió a hacer las llamadas a los centros que la podían recibir, después de muchas llamadas nos comunicamos con el hospital Unifranz y ellos aceptaron y la paciente fue transportada en una ambulancia; entonces desconozco que haya peregrinado a otros centros (...) la paciente necesitaba una especialidad de neurocirugía”, precisó el doctor.

En San Salvador, el vicecanciller salvadoreño Carlos Castaneda descartó la posibilidad de que hubiese habido negligencia médica tras de este caso, pese a que así lo planteó una denuncia de una colaboradora de Brizuela.

“Somos conscientes del seguimiento y la atención médica que se le brindó y que, muy a pesar de la atención brindada, ocurrió lamentablemente dicho fallecimiento”, dijo Castaneda a los medios. Manifestó que las denuncias que surgieron en Bolivia no pueden ser tomadas como una versión oficial de su Gobierno y puso punto final a su explicación.

Ayer el director del hospital municipal Los Pinos afirmó que todos los protocolos que se siguieron en ese caso y el cuadro clínico que tenía la diplomática fueron derivados al Ministerio de Salud, que solicitó ese reporte a este centro médico y a los otros siete que supuestamente visitó.

Sin embargo, a través de comunicados o declaración de sus responsables, estas clínicas negaron que la diplomática o su personal hubiera llegado o realizado una llamada para recibir una paciente el fin de semana.

El fiscal departamental de La Paz, Edwin Blanco, desmintió que el Ministerio Público hubiera abierto una investigación de oficio de este caso y dijo que hasta el momento, como Fiscalía, no recibieron ninguna denuncia, ni de la embajada y mucho menos de la familia.

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, afirmó que después de revisar los reportes que se solicitaron a los distintos centros médicos se brindará los detalles, aunque no dijo hasta cuándo se realizará ese reporte.

Mientras en el parlamento boliviano, los legisladores de oposición pidieron una investigación y el diputado Rafael Quispe dijo que cuando ellos viajan al exterior, siendo diputados solamente, los estados anfitriones cuidan toda su estadía y que aquí debería ocurrir lo mismo.