Escucha esta nota aquí

El agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, José Miguel Insulza, dijo que está dispuesto a dialogar con Bolivia, pero una vez exista un fallo final en el proceso por la Demanda Marítima. Hoy el primer mandatario, Evo Morales, lo invitó a hablar.

"Siempre se puede conversar, uno conversa con todo el mundo, pero una negociación no es compatible de acuerdo a la convención del Pacto de Bogotá (...) Podemos sentarnos a hablar con Bolivia, pero una vez que termine el tema de La Haya", sostuvo, según cita "La Tercera".

Conoce más: Evo ve a Insulza amigo de Bolivia y lo invita a hablar

El representante del vecino país realizó esas declaraciones al llegar a "La Moneda", donde participa de un almuerzo con la presidenta Michelle Bachelet, el canciller Heraldo Muñoz y representantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Durante esta jornada, Morales afirmó que "como amigo de Palacio (de Gobierno), de Evo, le invito, que mejor que tener reuniones bilaterales. Quisiera conversar con él, ojalá podamos retomar un compromiso que tenía (conmigo), que me acompañe a entregar obras".

Lee también: Insulza no logra cohesión; Bolivia suma respaldo

Respecto a su actuación como secretario general y la causa marítima, Insulza aseveró que "me tocó hacer ese diálogo con el canciller de Bolivia, en mis 10 años como secretario general me tocó presenciar ese diálogo, porque Bolivia consiguió poner el tema en tabla permanente en la OEA, entonces estuve en todos esos diálogos".

"Es lo que siempre hemos querido, probablemente ni ellos ni nosotros hemos puesto todo lo necesario, a lo mejor se puede llegar a algunos acuerdos, pero esto no está en tabla, nosotros pedimos un diálogo sin condiciones", puntualizó.

Puedes ver: Instan a aclarar la falta de cohesión jurídica en Chile

El presidente boliviano admitió además que "cuando era secretario de la OEA, (Insulza) decía que es hora que Chile ofrezca propuestas concretas sobre el tema del mar. Hay que ser sinceros, nunca tocó el tema de soberanía y creo que ahora debería mantener su posición como secretario de la OEA".