La presidenta de turno de la Confederación Helvética, Doris Leuthard, dijo hoy que su país está "preparado"

para ofrecer su rol como mediador en la crisis nuclear con Corea del Norte, porque considera que es el momento del diálogo y no de reacciones "excesivas" y mensajes en la red social Twitter.

"Está siempre en nuestro interés ofrecer una plataforma (para el diálogo) como puede ser la Ginebra internacional", señaló la presidenta helvética en un encuentro con medios extranjeros.

Leuthard señaló que es poco probable que se muevan en este frente los presidentes de EEUU, Donald Trump, de China, Xi Jinping, y de Corea del Norte, Kim Jong-un, y en este sentido Suiza podría "preparar el terreno" para una eventual reunión, quizás a nivel de ministros de Asuntos Extranjeros.

"Twitter no será el instrumento adecuado" para lograr un diálogo con Pyongyang, afirmó Leuthard en referencia a los mensajes que difunde Trump en esa red social después de cada prueba nuclear de Corea del Norte.

Mira este especial: Corea del Norte anuncia haber probado "con éxito" una bomba H

En opinión de la presidenta suiza, para poder entablar un diálogo con el régimen de Pyongyang y las potencias como EEUU, China, Corea del Sur, hace falta una actuación "muy, muy discreta" por detrás, y "en este ámbito tenemos algo de experiencia", recalcó.

Crece el rechazo internacional

Las cinco potencias emergentes BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) rechazaron  este lunes en bloque la actitud beligerante de Corea del Norte en la declaración final de su novena cumbre, en la que destacaron la importancia de actuar en conjunto para resolver los conflictos globales.

"Deploramos fuertemente el test llevado a cabo por Corea del Norte", apunta la declaración emitida tras reunirse esta mañana los líderes en la ciudad china de Xiamen, solo un día después de que el Gobierno de Pyongyang realizara su sexta prueba nuclear.

"Expresamos nuestra profunda preocupación por la actual tensión y el prolongado conflicto nuclear en la península de Corea, y enfatizamos en que el conflicto sólo debe ser resuelto mediante medios pacíficos y con el diálogo directo de todas las partes implicadas", agrega.

En otro punto, sin mencionar directamente ni al régimen de Kim Jong-un ni a Estados Unidos, que ha impuesto sus propias sanciones a Pyongyang al margen de Naciones Unidas, los dirigentes de los países BRICS condenaron "las intervenciones militares unilaterales, las sanciones económicas y el uso arbitrario de las medidas coercitivas".

"Enfatizamos que ningún país debe aumentar su seguridad a expensas de la seguridad de otros", agrega el documento, aprobado por los presidentes de Brasil, Michel Temer; Sudáfrica, Jacob Zuma; y Rusia, Vladímir Putin; así como el primer ministro indio, Narendra Modi, y el anfitrión de la cumbre, el mandatario chino, Xi Jinping.

Lee más: EEUU alerta con ‘respuesta militar masiva’ a Norcorea

Este último fue el encargado de inaugurar esta mañana la sesión plenaria y en su discurso aseguró que el mundo reclama que los países BRICS hablen "con una sola voz" sobre "los conflictos que conciernen a la paz internacional".

El presidente Xi mantuvo ayer domingo una reunión con Putin, con quien acordó mantenerse en contacto y coordinarse para "lidiar con la nueva situación" creada por el test nuclear.

Ambos coincidieron en la necesidad de "seguir con el objetivo de una península de Corea desnuclearizada", según informó la agencia oficial de noticias china Xinhua.