Escucha esta nota aquí

El papa Francisco "fue muy claro" y sincero al pedir diálogo "en todas las dimensiones" para construir puentes y no muros, que solucionen el diferendo marítimo entre Bolivia y Chile, aseguró el jueves el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

"El requerimiento fue muy claro, en esta posición que el Papa explicó de diálogo, de construir puentes y no muros, en la dimensión diplomática y en todas las dimensiones, esa es la palabra que subrayó mucho ayer por la tarde", explicó en conferencia de prensa.

Según Lombardi, el mensaje del Papa sobre el mar fue "un 
desprendimiento propio
", que el Sumo Pontífice añadió al discurso definido con anterioridad.

"Yo pienso de que es un signo de sinceridad y como el Papa ama hablar directamente, no demasiado por suposiciones", remarcó.

A su juicio, el Santo Padre tiene optimismo y piensa que todo problema tiene solución, a través de una actitud positiva y de diálogo. "El Papa dice no, si está un problema, y está la actitud positiva y la actitud de diálogo, de buscar juntos en respeto mutuo soluciones, puede ser soluciones", remarcó.

"El diálogo es indispensable"

El pasado miércoles en la ciudad de La Paz, el papa Francisco abogó por la resolución de los conflictos latentes entre países hermanos por la vía de un "diálogo franco y abierto", al referirse tácitamente al diferendo marítimo entre Bolivia y Chile.

"Con los países del entorno, con conflictos de países hermanos, que contribuyan al diálogo, franco abierto de los problemas. Hoy es indispensable y estoy pensando acá en el mar: el diálogo es indispensable", remarcó en una reunión con autoridades civiles y religiosas en la que participó el presidente boliviano, Evo Morales.