Escucha esta nota aquí

El debate del Pacto Fiscal provoca más fricciones entre la oposición regional con las autoridades del Gobierno central.

Ayer, el ministro de Autonomías, Hugo Siles, alertó que la cita con las regiones no es para discutir la forma de distribución de los fondos públicos, sino que en las mesas se definirá cómo se gastarán los recursos económicos en el Pacto Fiscal.

Sin embargo, ese criterio no es compartido por el senador cruceño por UD Óscar Ortiz, que reclama al poder central por la demora para transferir los recursos y teme que esa intencionalidad sea para que el Gobierno transfiera más competencias a las entidades territoriales sin antes darles los recursos.

“Si se siguen centralizando los recursos en un Gobierno nacional cada vez más grande, más ineficiente y cada vez más corrupto, obviamente lo único que hacemos es impedir que la gente reciba los beneficios públicos de calidad y con la cobertura adecuada”, disparó Ortiz en diálogo con EL DEBER.

Por su lado, el ministro Siles pidió a las autoridades departamentales y municipales que el Pacto Fiscal debe ser visto como la oportunidad de planificar para “gastar bien los recursos” como los Bs 14.000 millones de saldo de caja y que se debe cumplir según la hoja de ruta trazada que establece la metodología del Pacto Fiscal, por lo que se prevé que el 2015 se cierre con una tercera convocatoria del Consejo Nacional de Autonomías.

El impedimento para que se haga la convocatoria es que algunas asociaciones municipales están cambiando a sus directivos y otras comunas irán a referendos por sus cartas orgánicas y estatutos.

“Lo peor es que los políticos están desinformados porque saben que hay una hoja de ruta del Pacto Fiscal”, afirmó Siles y les recordó a los personeros de la Gobernación y al senador Ortiz que en la segunda reunión del mencionado acuerdo Santa Cruz no participó de esa cita donde se asumieron algunas decisiones como el promover el cambiar la ley autonómica y se incorporó al Ministerio de Hacienda