Escucha esta nota aquí

A 48 horas para el clásico cruceño, el primer plantel de Blooming ingresó en paro este viernes por la mañana después de que la dirigencia no cumpliera con el acuerdo de cancelar el 30% del sueldo de enero. El incumplimiento de la promesa de pago generó molestia entre los futbolistas, que decidieron no retornar a las actividades hasta que los directivos no cancelen el monto acordado.

El equipo que dirige Erwin Sánchez fue citado hoy en la sede del club, pero al no llegar a un acuerdo con los dirigentes de la academia, decidieron no trabajar y poco a poco los jugadores fueron abandonando la sede sin tener contacto con la prensa deportiva.

Se conoce que el club debía cancelar el 30% del sueldo de enero. El dinero no apareció y los jugadores acordaron no entrenar hasta que paguen. El plazo que estos habían puesto a la dirigencia para recibir el dinero era hasta el jueves porque el domingo es el clásico cruceño ante Oriente Petrolero.

Ante el paro, los dirigentes esperan reunir cuanto antes el monto solicitado por los jugadores para que estos puedan jugar el clásico. El directivo celeste Fernando Cuéllar aclaró que el plazo en principio era sábado y no jueves, además dijo que la deuda es solo con una parte del plantel, ya que a los jugadores que menos ganan se les ha “cancelado todo”, también cumplieron con los bonos de vivienda y dieron adelanto a algunos que pidieron una parte del sueldo.

Cuéllar comentó a DIEZ que la dirigencia, a la cabeza del titular Juan Jordán, está trabajando para recaudar el dinero y cancelar este sábado para que los jugadores se presenten ante Oriente, en el clásico.