Escucha esta nota aquí

Calificado por algunos creyentes como un milagro y como curiosidad de la naturaleza por otros, en Ascensión de Guarayos apareció una figura en la pared de una vivienda con cierta similitud con el rostro de Cristo. Se trata de la casa de Selenia Osinaga, quien manifestó que se dio cuenta del hecho el martes por la tarde y que inmediatamente avisó a los vecinos que acudieron en masa al lugar.


Unos, al observar la figura tuvieron la convicción de que el rostro pertenece al del hijo de Dios. Otros llegaron por curiosidad y no ven nada especial