Escucha esta nota aquí

El diseñador alemán Karl Lagerfeld, conocido como 'el káiser de la moda', falleció hoy, a los 85 años. Famoso por su colaboración con las firmas Chanel y Fendi, pasará a los anales de la moda por algo más que sus geniales diseños, también por sus polémicas declaraciones, recopiladas en el libro: El mundo según Karl.

A continuación, algunas de sus frases más memorables:

“Las mamás gordas que se sientan frente al televisor con sus bolsas de patatas fritas son las que dicen que las modelos delgadas son feas... Nadie quiere ver mujeres gordas”.

“El único amor en el que creo es en el de una madre por sus hijos”.

“La elegancia es tan física, como la calidad moral que no tiene nada en común con la vestimenta. Puedes ver a una campesina más elegante que a una mujer supuestamente elegante”.

“¿Por qué esa obsesión de estar con gente?. El mayor lujo es la soledad. Nunca me siento solo”. 

 “El objetivo de la moda es que la gente se sienta bien, no se trata de expresar el sufrimiento y la desdicha con tafetanes”.

"Cuando le pregunté a mi madre qué era la homosexualidad, me dijo que era el color de tu pelo, y tenía razón. No es nada".

"En un mundo carnívoro, en el que se visten zapatos de piel e incluso prendas, la discusión sobre las pieles es infantil".

"Odio las conversaciones intelectuales con intelectuales porque solo me importa mi opinión".

"Estoy a favor de la prostitución. La gente necesita alivio o se convierten en asesinos. La frustración es la madre del crimen, así que habría mucho más crimen sin prostitutas y sin películas porno".

"Soy una ninfómana de la moda que nunca tiene un orgasmo".

"La vida no es un concurso de belleza, algunas (personas feas) son geniales. Lo que odio es la gente desagradable y fea".

"Yo nunca recomendaría un vestido mío para una boda, siempre acaban en divorcio".

"Cualquiera que no sea por lo menos trilingüe es un campesino".