Escucha esta nota aquí

Con objetivos claros. El delantero cochabambino Vladimir Castellón fue fichado por el Xelajú de Guatemala, equipo que ha logrado el campeonato en su país en cinco oportunidades. Firmó su contrato por un año y espera dejar huella en el fútbol centroamericano y retornar a la selección boliviana. Se presentará en su nuevo club, ya que debe realizar varias combinaciones aéreas ante de arribar.

Castellón espera hacer un buen papel en el balompié que ya se desenvuelve el beniano José Gabriel Ríos, que juega en el Guastatoya. “Espero ser un aporte al equipo para lograr abrir las puertas a varios jugadores bolivianos”, expresó Castellón a DIEZ.bo, a solo días de dejar el país. El atacante indicó que tuvo la oportunidad de irse hace un semestre, pero su vinculación a la institución lila se lo impidió.

También puedes leer: Cristhian Machado militará en la MLS

“Voy con mucha ilusión, tranquilo y maduro. Anteriormente tuve oportunidades de salir y las desperdicié. Estoy con mucha confianza porque siempre he tratado de ser  muy disciplinado”, explicó el atacante valluno. Su exclub atravesó por una dura crisis económica y futbolística, pero “trabajó duro” porque tenía la esperanza de que a finales de año un nuevo equipo requeriría de sus servicios.

Vladimir no tendrá problemas para adaptarse, ya que la ciudad en la que residirá tiene similar situación geográfica que su natal Cochabamba (2.558 msnm) y vivió en la ciudad más alta de Bolivia. “La ciudad donde voy a ir tiene altura (Quetzaltenango – 2.333 msnm) y como no me afecta voy a ir tranquilo porque llego de jugar en Potosí (4.780 msnm)”, afirmó Castellón.

El entrenador del club, Ronald Gómez, pidió que lo vinculen por un año, ya que viene siguiendo su trabajo hace tiempo y lo consideró para reforzar su plantel. Su último club fue Real Potosí este último torneo, conjunto con el que marcó ocho goles y fue habitual titular.