Escucha esta nota aquí

La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) rechazó hace instantes la solicitud para levantar la detención domiciliaria realizado por el ciudadano peruano Martín Belaunde Lossio, que se encuentra en Bolivia desde el pasado 1º de diciembre. 

El pedido fue realizado por la defensa del empresario y exasesor político del presidente Ollanata Humala argumentando que hasta el momento no se activó el tramite de su extradición a Perú. 

Además, el TSJ le da hasta el 21 de marzo al Gobierno del vecino país para que formalice la solicitud de extradición, toda vez que la detención fue fijada bajo esos términos, en la documentación remitida por la Cancillería boliviana.  

Durante la jornada, el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, afirmó que el extranjero no es ningún perseguido político e instó a las autoridades peruanas a agilizar el trámite de extradición para que Bolivia pueda sacarlo de territorio nacional. 

"Bolivia no pretende ser un país refugio de corrupción (...) El escenario es que el Perú de una vez tramite la extradición, porque ha pedido su detención preventiva con fines de extradición o, segundo, que amplíe la solicitud de detención. En todo caso, el principio es sobre su ingreso irregular al país", explicó la autoridad. 

La defensa de Belaunde le dijo a EL DEBER que presentará la apelación a la negativa de refugio político ante la Comisión Nacional del Refugiado (Conare) antes del 13 de febrero y que en caso de recibir nuevamente la negativa, buscarán regularizar la situación migratoria de Belaunde o sacarlo a un tercer país.