Escucha esta nota aquí

Con todo en contra. Sufrió negligencia médica cuando era un bebé, le quemaron la córnea del ojo derecho y perdió la visión de ese ojo. A pesar de que fue difícil y que siempre lidió con las miradas de la gente siente que no es un impedimento para convertirse en un cantante famoso.

Él es Óliver Choque, más conocido como Oliver De Ángel, el cantante que sorprendió al jurado de Factor X (Red Uno) con su interpretación de Corazón, de Maluma. Tiene una voz melodiosa y es amante de la música urbana, confiesa que está preparado para este reto, pero que no deja de ensayar porque busca la perfección.

Creció en una familia de escasos recursos, por lo que tuvo que trabajar desde pequeño. Fue albañil, plomero, electricista y sabe de todo tipo de oficios. A pesar de que es muy dedicado y trabajador, siempre puso por delante la música, por lo que perdió varios empleos. "Si me llaman porque hay un concierto o una entrevista, dejo todo y cumplo con el arte", dijo.

Empezó a cantar a los tres años, cuando acompañaba a sus familiares a trabajar en el mercado. Cantaba para mis padres, pero una vez un señor me pidió que interprete unas canciones para él y me pagó unos pesos, que nosotros necesitábamos para llenar la olla", contó. Ahora, espera que su carrera despegue con el impulso del programa. Tiene tres sencillos y quiere lanzar el cuarto en abril.

En tres anteriores canciones se inspiró en la música comercial, "que vende", pero no le fue muy bien y se dio cuenta que debe escribir "con el corazón", para lograr su obra maestra. Movido por el desamor, Óliver escribió su cuarto tema.

"El rechazo marcó mi vida personal. Tenía una pareja, pero ella no era buena, así que ahora estoy casado con el arte. A golpes aprendí que tengo que dedicarme a buscar el éxito, luego el amor tocará mi puerta", dijo.

No te pierdas su entrevista: