Las autoridades italianas anunciaron este miércoles el desmantelamiento de una red de narcotraficantes de Calabria (sur de Italia) con conexiones con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) en Colombia.

Según el comunicado de la Guardia de Finanzas italiana, 38 personas fueron detenidas durante la operación, 4 de ellas en España y las demás en Italia.

"Más de cuatro toneladas de cocaína casi pura fueron decomisadas", precisa la nota.

La denominada "Operación Santa Fe" contó con la colaboración de la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA), la cual identificó como proveedores a "los comandantes de las FARC quienes cultivan, producen y distribuyen el estupefaciente en el mundo", sostiene el comunicado.

"El conjunto de las investigaciones han permitido descubrir los canales para el abastecimiento e importación del estupefaciente", aseguró la Guardia de Finanza.

Según la fuente, la cocaína llegaba de Colombia hasta España y desde ese país era enviada a través de veleros.

"Se ha dado un duro golpe al patrimonio acumulado por los principales detenidos, propietarios de bienes inmobiliarios, empresas, acciones en sociedades, automóviles de marca", explica la nota.

La droga decomisada durante las distintas fases de la operación representaba en el mercado europeo cerca de mil millones de euros, calculan las autoridades.

Las investigaciones se extendieron a países como Brasil, Argentina, República Dominicana, Colombia, Montenegro, además de España e Italia, en donde los principales integrantes de la organización italiana contaban con conexiones.