Escucha esta nota aquí

Dos niños de siete y 10 años murieron este lunes al incendiarse una casa en la que funcionaba un taller textil clandestino en Buenos Aires, informaron la Policía y una fuente de asistencia médica.

Dos hombres y una mujer que habitaban y trabajaban en el sótano del local debieron ser hospitalizados aunque su vida no corre peligro, según las fuentes reproducidas por la agencia de noticias AFP.

"Fallecieron por asfixia dos niños, uno de siete y otro de diez. Los dos hombres y la mujer también quedaron atrapados en la humareda pero fueron rescatados", dijo al canal TN el jefe del servicio comunal de emergencias, Alberto Crescenti.

La Policía y vecinos coincidieron en revelar a la televisión que en la casa se fabricaban prendas y otros artículos textiles, sin habilitación de ningún tipo, en el barrio de Flores, en una zona caracterizada por la producción textil de la capital argentina.

Los bomberos tuvieron que remover escombros para el rescate, debido a que el fuego causó un derrumbe en el interior de la casa, según la policía.



Vecinos se reúnen 


A las 20 horas del lunes, vecinos del barrio de Flores realizaban una asamblea alarmados por los sucesivos maltratos a los trabajadores textiles de la zona.

"No se trata sólo de víctimas. Sino de trabajadores migrantes que construyen su derecho a la ciudad e impulsan activamente la economía local. Es necesario abrir públicamente esta discusión y construir formas de autodefensa y organización", indica la convocatoria que circuló por las redes sociales.

El comunicado recuerda otro incendio, de mayor magnitud sucedido en 2006, cuando trabajadores bolivianos perdieron su vida. "Una tragedia en un taller textil vuelve a alertar sobre las condiciones en que muchxs migrantes trabajan día a día. Como en 2006, cuando se incendió un taller de la calle Luis Viale en el que murieron dos costureros y cuatro niños, ahora también a causa de un incendio, murieron dos niños de 7 y 10 años y sus padres quedaron internados por quemaduras".

La tragedia se produjo cerca de las 10.30 en una vivienda ubicada en Páez 2.796, del mismo barrio de Flores, informaron los vecinos.