Escucha esta nota aquí

17/04/2015
?

Una nariz electrónica de bajo costo creada por un equipo israelí permite detectar el cáncer de estómago, incluso en etapas tempranas, lo que abre una nueva perspectiva para el diagnóstico de la enfermedad.

Según un artículo publicado en la revista Gut, un equipo de investigadores israelíes logró utilizar una tecnología que mide los compuestos orgánicos volátiles del aliento de los pacientes, para medir la presencia de cáncer.

Aunque esta forma de detectar el cáncer mediante el análisis químico ya había sido utilizada, los métodos hasta ahora consistían en análisis cromatográficos y las espectrometrías de masas, que son más complejos y caros. Este enfoque ofrece a los pacientes un análisis no invasivo, indoloro y sin efectos secundarios no deseados.

Los perros, precursores
Una muestra de pacientes incluyó a personas ya diagnosticadas y también a quienes tenían lesiones gástricas en diferentes grados. El principio de detectar modificaciones químicas provocadas por el cáncer con narices electrónicas ya fue utilizado para descubrir la presencia de cáncer de pulmón y de colon. Unos investigadores austriacos desarrollaron un método que utiliza a perros entrenados