Escucha esta nota aquí

Una de las figuras más importantes de la red ‘que más se ve’ se despidió ayer de los televidentes, después de estar al frente de las cámaras por cinco años, dos en Santa Cruz y tres en La Paz.

“Estoy trabajando en una campaña propia de prevención contra la violencia de la mujer, denominada Yo soy mi primer amor, aquí en la ciudad de La Paz”, dijo la presentadora desde la sede de Gobierno, donde reside junto a su esposo, el alcalde Luis Revilla.

El programa en el que trabaja la exmodelo beneficia a 300 niñas y adolescentes, desde 12 hasta 16 años, con actividades de concienciación para elevar su autoestima y prevenir casos de violencia intrafamiliar.

“Además, he decidido apoyar a mi marido en todo lo que necesite de aquí en adelante, se vienen días difíciles dentro de la campaña y quiero estar a su lado”, confesó Ribera, que descartó el cambiar de casa televisiva “por el momento”