Escucha esta nota aquí

El Gobierno de Perú decidió establecer una zona de exclusión aérea en la zona del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), ubicada en los andes centrales y selva sur peruana, para evitar el aterrizaje de narcoavionetas que llegan procedentes de Bolivia, informó este miércoles una fuente oficial. 

El presidente de la agencia antidrogas de Perú, Alberto Otárola, explicó en Lima que “aquel vuelo que no se reporte a la jefatura aeronáutica será considerado vuelo hostil y vuelo ilegal” y será intervenido de inmediato.

La autoridad aseguró que el objetivo de la zona de exclusión es “ejercer la soberanía plena y la jurisdicción de su espacio aéreo” y evitar el ingreso de avionetas “que en un 85 por ciento de éstas tienen matrícula boliviana, surcan los cielos de Perú procedentes principalmente de Santa Cruz, Bolivia”.

Radares

El Gobierno de Perú anunció la instalación de radares en la región del Vraem para que la zona de exclusión aérea empiece a ser implementada. El primero se instalará en la ciudad de Puerto Maldonado, ubicado en la región de Madre de Dios, frontera con Bolivia y Brasil.

"Ese radar nos va ayudar a hacer una georreferenciación de los vuelos que vienen de Bolivia. Es más, ya tenemos plenamente identificada la ruta de estos vuelos, por dónde van, dónde ingresan y dónde salen", dijo Otárola, citado por agencia Reuters.

Derribo de naves en debate

El Gobierno de Perú aún analiza la autorización de la interceptación de "narcoavionetas", que fue suspendida hace 15 años cuando, por error, se derribó una nave civil que causó la muerte de una madre y su niño.

El Congreso debatirá en marzo la aprobación de un proyecto de ley que permite interceptar avionetas que transportan droga y que establece como último recurso su derribo en el aire.

El jefe antidrogas peruano asegura que el proyecto de ley tiene el aval del Gobierno y existe consenso en el Congreso para su aprobación.