Escucha esta nota aquí

La Alcaldía cruceña descarta la posibilidad de construir puentes sobre el río Piraí, más concretamente en la franja comprendida entre el séptimo anillo de la zona norte y el octavo anillo al sur,  por considerar que esta llanura debe quedar libre de obstáculos para evitar futuras inundaciones como la que se registró en 1983.

La posición del gobierno municipal capitalino se conoció ayer,  24 horas después de que el consorcio empresarial Urubó Village anunciara el lanzamiento de una licitación internacional para la construcción de un puente que pretende unir a Santa Cruz de la Sierra con Porongo. Dicho puente proyectado estaría emplazado al final de la avenida Roca y Coronado y demandaría una inversión de $us 17 millones.

Jorge Landívar, secretario de Comunicación de la Alcaldía cruceña, fue el encargado de exponer la posición del municipio de Santa Cruz de la Sierra sobre los proyectos de construcción de puentes en la zona del Urubó.

Landívar dijo que si se quiere construir uno o dos puentes sobre el Piraí, estos deben estar fuera de la llanura de inundación y del Parque Ecológico del Piraí, vale decir, en un área que no ponga en riesgo a la capital cruceña.

Aclaró que la Asamblea Legislativa Plurinacional tiene la competencia de aprobar normas que involucran a todos los departamentos del país, pero las entidades territoriales (gobiernos municipales), a través de la Ley 482, tienen la competencia exclusiva de los temas de planificación y desarrollo en obras de infraestructuras de sus municipios. 

Landívar aseguró que de manera oficial no conocen el proyecto del puente Urubó Village.

La secretaria de Planificación de la Alcaldía cruceña, Sandra Velarde, dijo que para la construcción de obras viales se debe tomar en cuenta la planificación territorial, de movilidad urbana y de medioambiente.

Para Velarde, se debe definir de forma metropolitana las conexiones intermunicipales y contemplar la mejor ubicación (de puentes) sin que esto signifique poner en riesgo a los  pobladores. 

Con respecto al proyecto del puente Bicentenario, de la Alcaldía de Porongo, Velarde dijo que por recomendación de Santa Cruz de la Sierra, los proyectistas tuvieron que hacer modificaciones al proyecto relacionados con la ampliación de carriles, de las columnas y se incluyó ciclovías.

En la rueda de prensa, que se realizó en las oficinas de Parques y Jardines, también asistieron los secretarios de Movilidad Urbana, Rolando Ribera; de Obras Públicas, Freddy Arauco; y de Medio Ambiente, Michelle Lawrence.

La reacción

Al respecto, el presidente de la empresa Urubó Village, Luis Carlos Kinn, dijo que la posición de la Alcaldía cruceña, que avala la construcción de puentes fuera del séptimo anillo, en la zona norte, y del octavo anillo, de la zona sur,  significará recorrer seis kilómetros dentro del Urubó para llegar al octavo anillo si es que se quiere ir o regresar al centro cruceño.

El empresario explicó que el proyecto del puente Urubó Village se hizo previo a un estudio especializado en hidráulica sobre la máxima afluencia del río Piraí en los próximos 200 años y en base a ese estudio se diseñaron los pilotes que sostendrá al puente. 

Una vez concluido el estudio, los resultados fueron remitidos al Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi), institución que hizo un estudio paralelo para saber sobre la situación del río Piraí. 

Indicó que a principios de 2017 Urubó Village hizo la presentación del proyecto a las autoridades del municipio cruceño y de la Gobernación, en una reunión que se realizó en las instalaciones de Parques y Jardines.  

Porongo y ambientalistas

Sobre el tema, el secretario de Obras Públicas de Porongo, Sandro Oquendo, explicó que el proyecto del puente Bicentenario fue consensuado con Santa Cruz de la Sierra y una vez concretados los acuerdos se contrató a una empresa para que elabore el proyecto con los parámetros mínimos que dio la comuna y con las observaciones que hizo Searpi y también Santa Cruz de la Sierra. 

Con respecto a la ficha ambiental, Oquendo dijo que Porongo está gestionando una ley ante la Asamblea Plurinacional.
Hoy, en rueda de prensa, autoridades municipales de Porongo, se pronunciarán sobre los argumentos presentados por la comuna cruceña con respecto a la construcción de puentes en la zona del Urubó. No obstante, el alcalde de Porongo, Julio César Carrillo, dijo que su región tiene la necesidad de dejar de estar aislada.

La representante de la Plataforma por el Medio Ambiente por la Vida, Eliana Torrico, anunció que hoy dará su posición sobre la construcción de puentes y anunciarán la presentación de una acción popular en caso de que se apruebe la ley en la Asamblea Legislativa Plurinacional, porque, según ella, la ejecución de obras de infraestructura en la zona atenta los derechos colectivos, el derecho a la vida y al medioambiente.

Torrico recordó que toda construcción de puentes debe estar respaldada por un convenio intermunicipal y una ley especial, pues genera impactos independientes.

Informe del Searpi

Consulta
En 2016 la empresa Urubó Village hizo consultas normativas al Searpi sobre su proyecto del puente que pretende construir sobre el río Piraí. La empresa le remitió los estudios hidráulicos e hidrológicos, cálculos de socavación, planos, modelación hidrológica, etc.

Respuesta
El 21 de septiembre de 2016, Searpi respondió que “no se presenta ninguna observación a la documentación y estudios presentados”, pues “la distancia mínima entre pilas en el río Piraí se ha determinado que es de 100 metros, esto con la finalidad de garantizar que no se obstruya el cauce durante las crecidas grandes y extraordinarias del río Piraí que acarrea palizada”.