Escucha esta nota aquí

El excomandante de la Policía boliviana, general Oscar Nina, acusado de tener vínculos con el narcotráfico, acumuló una fortuna de 3 millones de dólares cuando su salario mensual no es ni el 0,05% de ese monto, informó este viernes el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero.

El Ministerio Público ordenó el miércoles la detención del general en retiro, Oscar Nina -designado jefe nacional de la Policía por el presidente Evo Morales entre 2010 y 2011- bajo las sospechas de legitimación de ganancias ilícitas.

Guerrero señaló el viernes a la prensa que "se llegó a constatar que este general tendría un patrimonio de aproximadamente 3 millones de dólares, pues tendría inmuebles y vehículos" en las ciudades bolivianas de La Paz y Santa Cruz.

"Tendrá que justificar cómo alguien que gana un sueldo de 10.000 bolivianos (unos 1.430 dólares) pueda tener 3 millones de dólares", indicó Guerrero, al precisar que su esposa y sus dos hijos también son investigados.

Vínculos con "El Chapo"

El Gobierno boliviano además rastrea los vínculos del general Nina con el narcotraficante mexicano "El Chapo" Guzmán, preso en su país desde febrero de 2014, según dijo el jueves el ministro de Gobierno de Bolivia, Hugo Moldiz.

Un hijo de Guzmán se accidentó fatalmente en octubre de 2009, cuando tomaba cursos para piloto civil en Santa Cruz.

Esto llamó la atención de las autoridades, que también contaban con testimonios de otros traficantes.

El incidente con Nina es el segundo sonado caso que golpea a la policía boliviana. En 2011 otro exjefe nacional, el general René Sanabria, zar antidrogas, fue detenido en Panamá y extraditado a Estados Unidos por nexos con el narcotráfico, donde fue sentenciado a 14 años de cárcel.