Escucha esta nota aquí

Angélica Sosa respondió este lunes a los primeros cuestionamientos planteados por la Fiscalía, en la investigación que se le sigue por supuesto tráfico de influencias en la adjudicación de dos contratos de la empresa ITC Servicios, de la cual su cuñado Mario Alberto Brunn es representante legal.

La presidenta del Concejo municipal, dijo que se presentó de forma voluntaria ya que pretende dilucidar cualquier denuncia en su contra y ratificó que ella ha actuado conforme a ley, por lo que no ha cometido delito alguno.

Sosa, que llegó al Ministerio Público acompañada de su abogado Carlos Subirana, indicó a los medios que presentó su documentación personal y que dio un informe oral sobre el caso, aunque adelantó que en las próximas horas volverá a la Fiscalía para continuar coadyuvando en la investigación.

"Vine de forma voluntaria y a explicarle al fiscal que tengo toda la voluntad para explicar (este caso) y que Santa Cruz sepa que no he cometido delito", dijo a su salida de la Fiscalía.

El fiscal que lidera las investigaciones, Iván Ortiz, aún no dio a conocer la lista de personas que serán citadas en este proceso.