Escucha esta nota aquí

Ramiro Guerrero, fiscal general del Estado, aseguró ayer en Santa Cruz que el Ministerio Público es independiente y habla de las presiones internas de ‘viejos’ fiscales que impiden avanzar en la etapa de transparentar e implantar la Unidad de Investigación Patrimonial.

_En el último año fueron destituidos varios fiscales por actos de corrupción, ¿Existe algún mecanismo del control interno en el Ministerio Público?
Estamos implantando la Unidad de Investigación Patrimonial y aplicaremos mecanismos internos de lucha contra la corrupción. Sin embargo, es complicado, porque somos 508 fiscales y a veces hay situaciones de orden personal, como el caso de la fiscal de La Paz, (Patricia Santos que no paga el alquiler del apartamento en el que vive desde hace más de dos años), pero todo pasa por un cambio de pensamiento y actitud porque estamos para servir a la sociedad y no para servirnos de ella. No se permitirá que funcionarios del Ministerio Público tengan deudas con la sociedad ni con el Estado.

_¿Qué rol tendrá la Unidad de Investigación Patrimonial?
Es para investigar el patrimionio de los funcionarios del Ministerio Público, las cuentas bancarias, todos los activos y pasivos que tengamos, y si se detecta ciertas irregularidades o movimientos económicos en cuentas bancarias que no son bien justificadas, se pasará a la vía penal.

_Pese al proceso de transparentación del que habla, las denuncias de corrupción persiguen a la Fiscalía...
Hemos sacado a cualquier cantidad de fiscales por actos de corrupción. En mi gestión hay fiscales de distritos, como el de Santa Cruz y Oruro, que están en la cárcel y otros están con procesos penales.

_¿Dónde falla ese control?
Es parte de toda la estructura anquilosada en el tiempo y arcaica del Ministerio Público que ha sobrevivido en estos años. No se ha ejercido una Fiscalía General fuerte, con identidad propia y con mecanismos de control interno, porque siempre ha sido un rol accesorio y sus miembros eran los que dictaminaban requerimientos. Hoy estamos jerarquizando el trabajo, el rol de la legalidad, de la sociedad y estamos más expuestos porque el fiscal es el director funcional de la investigación y si algunos servidores no comprenden esa responsabilidad, estamos perdidos. Debo admitir que hay algunos malos servidores que no entienden que es otra etapa del Ministerio Público.

_¿Cómo está combatiendo a esa estructura arcaica?
Seguiremos trabajando en la depuración de gente, en sacar a los que no comprenden la dinámica del Ministerio Público porque no se protegerá ni encubrirá a nadie. El lunes haré la primera convocatoria pública para la escuela de fiscales que tiene cupo para 68 funcionarios y así avanzar en la institucionalización de la nueva carrera fiscal, y esos fiscales tienen que ir desplazando a los que se creen intocables y que a título de ser institucionalizados pueden hacer lo que quieran.

_¿En qué regiones están los fiscales intocables?
Sobre todo en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Hay fiscales que tienen una vieja carrera y se creen con derechos más allá de los permitidos, que cuando realizamos algunas acciones, plantean amparos. Siento que hay una conspiración interna desde el Ministerio Público.

_Dice que no se encubrirá a fiscales, entonces ¿por qué no se actuó rápido en el caso del exfiscal Marcelo Soza y se evitó que abandone el país?
Es un tema que lo expliqué en detalle a todo el país y me extraña su pregunta, no sé que a viene. La Fiscalía General abrió tres procesos, hizo las citaciones, investigó y estableció los tiempos en que se debía hacer la aprehensión a este señor (Marcelo Soza).

_Entonces, ¿de quién fue el error?
En los tiempos en que este señor gozó de protección e hizo ciertos pactos y acuerdos ¿por qué no revisan la declaración de su abogado?, donde dice que este señor (Soza)?pactó con la señora (Carmen Eva) Gonzales que supuestamente denunció después de haber pactado de que se vaya a Brasil. Esa es una actitud dual e hipócrita, que se hace la que denuncia, pero por detrás tienen sus acuerdos.

_Hay quienes afirman que el Ministerio Público es el brazo operativo del Poder Ejecutivo, ¿qué opina?
No voy a entrar a criterios políticos que hacen en función de sus intereses. Nuestra actuación muestra de qué manera estamos trabajando en la Fiscalía General para lograr una autonomía plena.

_¿Las presiones políticas frenan esa autonomía?
Qué presiones políticas puede haber; las decisiones las tomamos en la Fiscalía General sin ninguna injerencia. Históricamente, el Ministerio Público ha sido considerado como la quinta rueda del carro y estamos trabajando para tener una identidad propia y en el marco de la objetividad